es en Paraguay!

A great WordPress.com site

Desde el Río: Puerto Antequera

Imagen

Cruz de madera en la orilla del Río

Puerto Antequera. Primero, una breve reseña histórica:

En el Paraguay, antes de la llegada de las rutas de asfalto (que en serio, tampoco son ni tantas…) el medio de transporte mas importante era el fluvial. Nuestro hermoso Río Paraguay era la mejor (y única) ruta para todo movimiento, especialmente el comercial y el de transporte de personas. Por eso es que aunque nunca le haya llamado la atención a nadie, tenemos en la orilla del Río ciudades que parece que se quedaron estancadas en el tiempo, pero que se nota que están ahí hace rato sobre todo si nos fijamos en su arquitectura. Esas ciudades eran los ejes de desarrollo y comercio de otros tiempos. Para el que ya se le despertó la curiosidad sobre esos tiempos pasados, les recomiendo leer mas en el libro “Territorio y Población” de Fabricio Vázquez y como hoy estoy formidable hasta inclusive delato que la interesante historia de los pueblos-puerto (como Antequera) empieza en la página 31 (Antequera está reseñado en la página 32).

En realidad, el objetivo de este viaje no era llegar a Antequera. El objetivo de este viaje era llegar hasta donde se llegue. Y resultó ser, que se llegó hasta Antequera. Lo interesante de este viaje fue más bien cómo se llegó hasta puerto Antequera.  Y éstas son las pistas:

Imagen

Imagen

Imagen

Sip.

A la antigua.

Old school.

Como en los viejos tiempos.

Vintage, como se dice por ahora.

Antequera nos recibió con su antigua cara: la que mira al río. Hoy en día, convertida lastimosamente en su espalda. Lastimosamente, porque es una espalda llena de historia y de importancia sobre todo económica. La espalda (o, en aquel entonces, cara) que cargó con la noble tarea de nada menos que comunicar todo un departamento (San Pedro) con Asunción, con el resto del país e inclusive el mundo. Le delatan las casitas de arquitectura post-colonial (vintage) que miran a la orilla, seguramente llenas de historias para contar.Y que viven ahora la realidad de tantas otras ciudades, de haber sido abandonadas y olvidadas con parte de nuestra historia y poco o nada de nuestro agradecimiento.

Imagen

Silos graneros

Al bajar a la orilla y buscar una sombra (el sol del mediodía amenazaba en convertirnos en el almuerzo gratinado de alguna especie con más suerte), la amabilidad de Antequera no tardó en acercarse a saludar, a ofrecer sillas, mesas, sanitarios, información y reseñas históricas. Nuestra gente es de gran corazón y hay mucho por apreciar, especialmente en el campo. Antequera tiene las esperanzas puestas en que su historia de producción y urbe repunte. Y tiene con qué y por qué soñar…

Antequera queda a 13 kilómetros de la ciudad de San Pedro de Ykuamandijú, capital del Departamento de San Pedro.

Imagen

A = Puerto Antequera (en el globo rojo)

Es posible llegar por tierra (a través de las rutas 3 y luego 11), lo cual me recuerda que debo advertir:

Viajar por río no es lo mismo que viajar por tierra. No le recomiendo a nadie agarrar ahora su jetski, lancha, canoa, kayak, etc; y tirarse al agua a hacerse del loco. Hay que tener mínimos conocimientos de las profundidades, el tramo del canal principal, la localización de los bancos de arena y de piedras…y aún sabiendo todo lo que hay que saber, se debe tener un profundo respeto por el río. Es una experiencia muy gratificante, siempre y cuando se tengan todas las precauciones necesarias e idealmente la compañía de alguien con experiencia.

Buen viaje, con cuidado!

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: